La respuesta a todas las preguntas está en el alfabeto. Lo único que tenemos que hacer es sacar de él las letras precisas para obtener la contestación deseada. ¿Existe Dios? La respuesta se halla en el alfabeto. ¿De dónde venimos, y a dónde vamos? En el alfabeto se encuentra la solución a ese enigma. ¿Hay vida después de la muerte? Oculta en el alfabeto está la réplica. Ordenemos el alfabeto, pues. La tarea no es grande, pues las letras son pocas. Si las combinamos bien obtendremos todas las sabidurías, y aun los misterios más grandes se nos revelarán. Empecemos ahora mismo. Yo aportaré lo más valioso: la materia prima. Hela aquí:

A, b, c, d, e, f, g…

(AFA)

Anuncios